Ruta de los Miradores

Índice del artículo

Seguimos en dirección a la Ermita de San Antonio, donde se encuentra el siguiente mirador. La Ermita de San Antonio, enclavada en las faldas de la Sierra, es una reliquia desde el punto de vista simbólico y emocional muy significativa ya que ha marcado y marcará a muchas generaciones de ubriqueños como símbolo de identidad de sus raíces históricas, sociales y culturales.

Desde la Ermita comenzamos a subir la calle justo enfrente del San Antonio. Aunque es algo empinada al principio, después se normaliza para dar paso a magníficas vistas de todo el pueblo. La calle Calvario, que así se llama, transcurre a pie de montaña con las casitas blancas de cal a la derecha y a la izquierda, la roca caliza de la montaña que, si seguimos con la mirada hacia arriba, se corona con la Cruz del Tajo. Dicha Cruz tiene su origen en el terrible y nefasto Maremoto de Lisboa de 1755, cuando el V. P. Fray Buenaventura de Ubrique al ver cómo a raiz del grave seísmo temblaban los peñascos de la serranía colocó una Cruz para rogarle a la Divina Providencia que el temblor de tierra redimiera. Esta Cruz del Tajo es la única existente en la actualidad ya que anteriormente existían otras dos más, la de la Viñuela y la del Benalfí, que desaparecieron.

ruta_miradores_09ruta_miradores_10

Volviendo a nuestro recorrido hacia el Calvario, en la parte izquierda nos encontramos una señalización "Camino a la Cruz del Tajo" por donde se accede al Mirador de Ubrique Alto, en plena Sierra de Ubrique. Un poco más arriba está la cruz antes mencionada. Importante señalar que el camino del mirador a la cruz no es de fácil acceso, por lo tanto reténganse de subir sino es con guía acompañante cualificado.

Retrocedemos por donde subimos y seguimos por la calle Carril hasta el Calvario pasando por la Plaza 28 de Febrero que ofrece un espectacular paisaje de Ubrique. Seguimos hacia delante y a pocos metros, a través de unas escaleras, subimos al mirador de la Ermita del Calvario a través de la Sierra. Éste también fue erigido por el V. P. Fray Buenaventura así como el Vía Crucis que recorría estas dos calles hasta esta pequeña capilla.

mirador_carril

Una vez disfrutado de este entorno incrustado en las montañas, seguimos el caminito que va hacia abajo para llegar a nuestra próxima parada, a partir de la cual tenemos varias opciones:

  • Giramos a la izquierda por una calle muy empinada hacia abajo y, una vez terminada, torcemos hacia arriba a la izquierda y todo recto, llegaremos al mirador de la Viña del Perro. Para los más atrevidos y a unos cuantos kilómetros por carretera, el mirador del Mojón de la Víbora.
  • Por esta misma calle, si torcemos a la derecha, desembocamos en el antiguo lavadero del Algarrobal.
  • Pero si al bajar del Calvario optamos por dirigirnos a la derecha, nos acercaremos a la zona verde de Los Pinitos, muy cerca de la Plaza del Jardín donde está la Iglesia de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

Elijamos cualquiera de ellas ya estamos a un paso de la zona comercial donde se adquieren artículos de piel de fabricación directa en Ubrique y donde hay que degustar los platos ubriqueños y serranos después de esta gran caminata.

mirador_vinya_perro

[Créditos: "Ubrique, Piel al descubierto" (Manuel Cabello Janeiro) / Revista nº 5 de la Asociación Papeles de Historia. Ubrique (Cádiz). 2006. / Fotos: Manuel Ramírez y Juan Carrasco]

Ocio y actividades

cartel 55 certamen andaluz pintura ubrique pcartel curso igualdad violencia genero p

Calendario de eventos

[Ampliar calendario]

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Encontrará más información en nuestra Política de cookies.Aceptar